AHORA TE VEO

Imagen entrada: Ahora te veo   

   Cualquier cosa puede ser usada para desenmascarar al ego, pero quizá haya acontecimientos que lo puedan facilitar. ¿A qué acontecimientos me refiero?

Son sucesos que nos trae la vida y que nos sacan de la tan apreciada normalidad. En lo conocido, lo cotidiano…, nos sentimos cómodos, dueños de nuestro destino. Gestionamos nuestra vida como si de un directivo de una empresa se tratara, y cuando vemos que las cosas se tuercen, que no salen como nos gustaría, saltan las alarmas y nos ponemos manos a la obra para restablecer el orden de nuevo, o lo que nosotros entendemos por orden claro.

El ego está ahí en la sombra manejándolo todo, o al menos intentándolo, hasta que se le escapan de tal manera las cosas que no puede esconderse más, y sale en forma de miedo, culpa, rabia, ansiedad o pánico.
Es a esos momentos de desequilibrio a los que me refiero cuando digo que son los mejores para desenmascarar al ego, ya que son los momentos en los que más le puedo ver.

Para que no sea más de lo mismo te propongo lo siguiente. En vez de prestarte a ser cómplice de la necesidad del ego de restablecer un equilibrio inventado por él, prueba esto: párate y observa, y mira sin juzgar lo que se te ponga delante, sea la que sea, la situación que estés viviendo, una idea, un sentimiento, una sensación, empieza por ahí. Lo que estoy pidiendo es que pongas presencia a lo que la vida te presenta.

En ese parar a observar verás con mucha claridad a tu ego, quizá lo veas desequilibrado, impotente, frustrado, rabioso…, tu única función será la de observar, sin hacer nada.

¡¡¡Noooo!!! ¿cómo que sin hacer nada?, menuda pérdida de tiempo, te dirá el ego, porque para él supone retrasar el restablecimiento de un supuesto equilibrio en el que él pueda seguir `con lo suyo´, y no solo eso, además le estás poniendo en peligro ya que al verle sin juzgarle pierde su fuerza y por tanto su poder sobre ti.

¿Te acuerdas cuando Neo en Matrix dejó de huir del agente Smith en la estación de metro?, ¿que necesitó, además de aprender ju-jutsu? Tan solo una decisión, decidió que no quería huir más y no lo hizo.

Pues bien, al igual que Neo si decides pararte y observar sin juzgar verás que pasan cosas, no sé cuáles serán en tu caso, nadie puede saberlo salvo tú si así lo decides. Puede que te atraviesen ideas, sentimientos, sensaciones, déjalas ser, dales su espacio, ya no te importunan porque tu objetivo es abrirte a la experiencia y dejar de controlarlo todo. Lo que nace de ahí es indescriptible.

close

SUBSCRÍBETE Y TE ENVIAREMOS UN CORREO CON LAS NUEVAS ENTRADAS DEL BLOG.

¡No hacemos spam! Lee nuestra Política de privacidad para obtener más información.