CONCIENCIAEGO

LO QUE A TU EGO NO LE GUSTARÍA QUE SUPIERAS

Imagen entrada Blog: Lo que tu ego no quiere que sepas.

 

                                          
   Todo cuanto ahora creo ser me lo he inventado yo, es un `made for myself´ solo que no soy consciente de ello. Pareciera que lo que soy y como soy es debido a lo que otros me han enseñado, como mi familia, padres, hermanos, profesores, amistades,  pareja, sociedad en general… Solemos echar la culpa de como somos y a lo externo, sin percatarnos de que como somos depende completamente de nosotros.

Esto es fácil de ver en los niños. Ellos son espontáneos, hacen y dicen lo que sienten y piensan, son los adultos los que queremos domarles y obligarles a crear su personalidad, para poder manejarles sobretodo. Pero a un niño le puedes decir ochenta veces que se esté quieto y no te hará ningún caso, hasta que él lo decide, entonces es cuando empieza la doma, el niño se calla y se autoimpone los límites animado por el adulto, pero insisto es el propio niño el que toma la decisión, él se los autoimpone para ser querido, o por miedo al abandono…, y empieza a crear su personalidad. Es desde esa personalidad desde la que nos relacionamos con los demás y con el mundo, por tanto no nos estamos relacionando con nadie salvo con nosotros mismos, y es por esa razón por la que empezamos a sentirnos muy solos, cada día un poco más en el olvido de lo que un día fuimos, experiencia pura. 

El mundo es entonces una proyección nuestra, y es con esa proyección con la que en realidad me estoy relacionando todo el tiempo. Si partimos de que esto es así, es obvio que si cambio todo el mundo cambia puesto que yo y el mundo somos lo mismo.   No se trata de negar lo que ocurre, sino de ver que eso que ocurre soy yo y por tanto depende única y exclusivamente de mí.

Es un cambio de paradigma radical, ya no hay un ahí afuera y aquí adentro, tan solo hay un lugar y un tiempo, el lugar es aquí y el tiempo es ahora, todo lo demás me lo estoy inventando.